domingo, 18 de junio de 2017

La tragedia en la Costa Verde (parte II)

El proyecto Ana María en la Costa Verde es el resultado de un problema sistémico que empieza con el Plan Maestro de la Costa Verde de 1995


Playa Los Yuyos,Barranco,Costa Verde,Municipalidad de Lima

(Foto: El Comercio)
La semana pasada escribí sobre cómo el proyecto Ana María en la Costa Verde es el resultado de un problema sistémico más que un problema aislado. El problema empieza con el Plan Maestro de la Costa Verde de 1995, que busca la construcción de los proyectos privados como Ana María, en Los Yuyos, o Barranco Mariana Club como parte de una estrategia para activar y consolidar la Costa Verde. En particular, al plan le falta dar lineamientos de diseño específicos para asegurar que estos proyectos terminen siendo positivos para la ciudad.

El mismo plan maestro tiene como objetivo convertir el circuito de playas en una ‘vía semiexpresa’. Para lograr su propio objetivo, el plan resultó en la degradación de la calidad de la Costa Verde como un espacio público. El proyecto Ana María, en Los Yuyos, es solamente otro caso que muestra cómo el plan maestro está resultando en una privatización del litoral del Barranco.

Parte del problema también es la división de competencias entre los distritos y la municipalidad metropolitana. El plan es competencia de la Municipalidad de Lima, pero son los distritos los que tienen el rol más importante en implementarlo, y en particular en proponer proyectos específicos. Sin embargo, los distritos, en particular Barranco, parecen solamente reaccionar a las propuestas de proyectos privados, aprobando o rechazando los planes de otros. Bajo este sistema, las concesiones existentes resultan configurando un espacio público desarticulado, y los distritos reciben muy pocos ingresos y equipamientos a cambio de ceder el espacio que les pertenece a todos. En otras palabras, su capacidad de negociación y evaluación es ineficiente.

Por otro lado, hay que cuestionar la concentración de usos en la costa de Barranco, y especialmente los que traen más autos privados a la zona. En una entrevista al arquitecto Juan Gunter, este resalta la seriedad del riesgo sísmico en esta parte de la ciudad. En los planos anteriores del terremoto de 1746, había una carretera que conectaba la costa desde Callao hasta Miraflores. Según Gunter, “en los planos posteriores ya no hay carretera. Simplemente se cayó todo el barranco durante ese terremoto, acompañado con un tsunami con olas de 24 metros de altura”.

En el contexto actual, si parte del barranco se cae, las escaleras de escape también caerían. El conocimiento de que un evento así pueda ocurrir otra vez es razón suficiente para dejar de concentrar actividades en la costa de Barranco y Chorrillos, hasta que exista un proyecto integral para la Costa Verde que tome en cuenta la seguridad de los usuarios en el caso de un sismo.

Las asociaciones publico-privadas y concesiones son herramientas valiosas para la recuperación y consolidación de la Costa Verde y de la ciudad en general, pero para que realmente contribuyan tienen que ser parte de un proyecto integral hecho por especialistas conocedores del tema de una manera holística.
http://elcomercio.pe/lima/tragedia-costa-verde-parte-ii-435480

Otro capítulo en la tragedia de la Costa Verde, por Angus Laurie

"En las últimas tres décadas, los limeños han sido testigos de varios capítulos de la tragedia de este eje, empezando con la pérdida de la arena en la playa La Herradura"


Barranco

Playa Los Yuyos de la Costa Verde, en Barranco. (Foto: El Comercio)
El Plan de Desarrollo Metropolitano de 1990 estableció la Costa Verde como una prioridad para la integración de la ciudad, proponiendo la consolidación de “actividades recreativas, turísticas y culturales… desde La Punta hasta Chorrillos”. El Plan Maestro de la Costa Verde de 1995 repite la misma visión. La concepción de la Costa Verde como un corredor consolidado que pueda integrar la ciudad es muy potente y debe ser priorizada. Sin embargo, a pesar de innumerables planes, la Costa Verde sigue siendo fragmentada y, en su mayoría, abandonada.

En las últimas tres décadas, los limeños han sido testigos de varios capítulos de la tragedia de este eje, empezando con la obra para la vía La Araña en 1983 que resultó en la pérdida de la arena en la playa La Herradura. Por otro lado, muchos vecinos han perdido por completo su confianza en la habilidad de las autoridades en representar sus intereses al respecto de iniciativas privadas a lo largo de la Costa Verde. En general, las concesiones para restaurantes y clubes se han traducido en grandes cajas cerradas. En general, estos proyectos han ido en contra de la visión del plan maestro, resultando en un espacio público cada vez más fragmentado y menos activo o accesible.

En este contexto, no es sorprendente que algunos vecinos de Barranco hayan protestado contra la aprobación del proyecto Ana María para construir dos restaurantes, una sala de conferencias y un nuevo muelle turístico en Barranco, cerca del Barranco Marina Club y al lado de la playa Los Yuyos. El proyecto ya cuenta con la aprobación de la Municipalidad de Barranco, y el espigón y restaurantes tienen aprobación de la Marina de Guerra.

Sin duda, la participación de la inversión privada para consolidar la Costa Verde es algo urgentemente necesitado. El problema con el proyecto Ana María es que esta zona de Barranco es una de las partes más consolidadas y más activas de la Costa Verde. En otras palabras, es donde la inversión privada tendrá un menor impacto positivo y, quizá, un mayor riesgo de que constituya un siguiente capítulo para la tragedia se cierne sobre este corredor urbano.

Justamente, el otro día murieron cuatro soldados en un entrenamiento militar en la playa Marbella, en Magdalena del Mar. Además de contar con olas grandes, esta zona fue formada artificialmente por desmonte. Hoy en día, es muy contaminada y poco segura para bañarse. Más que en Barranco o Chorrillos, es en playas como Marbella, junto con las de San Isidro, San Miguel y Callao, donde la inversión privada sería sumamente importante para activar y consolidar el espacio público. Allí, la construcción de espigones no solamente puede ser un beneficio privado, sino también una estrategia para formar playas artificiales y crear áreas seguras para nadar.
http://elcomercio.pe/lima/patrimonio/capitulo-tragedia-costa-verde-angus-laurie-433617

martes, 4 de abril de 2017

Contraloría detectó perjuicio por S/ 50 millones en Costa Verde Callao

La Contraloría general de la República detectó un perjuicio de 50 millones de soles para el Estado en la ejecución del proyecto Costa Verde Callao, informó hoy su titular Edgar Alarcón.

Al comentar la situación del gobernador regional del Callao, Félix Moreno, cuyas viviendas fueron allanadas en el marco de la investigación del caso Odebrecht, dijo que la Contraloría hizo varias auditorías en dicha jurisdicción, encontrando en todas sospechas de ilícitos penales.

Por otro lado, aseguró que la Contraloría acompañará el proceso de reconstrucción de las zonas afectadas por los huaicos e inundaciones.
El objetivo de este acompañamiento, añadió, es velar por que haya un correcto uso de los recursos.

martes, 28 de marzo de 2017

Obra Costa Verde: Fiscalía del Callao pide que investigación pase a sede Lima

El Ministerio de Economía aprobó modificar la inversión para incrementar el costo de la obra en S/90 millones más. 

La Fiscalía Anticorrupción del Callao, a cargo de la investigación de la obra de la vía de la Costa Verde, tramo Callao, ejecutada por Odebrecht, pidió al equipo especializado de la Fiscalía, a cargo de Hamilton Castro, que asuma el caso.

Así lo informó una fuente de Perú21, quien precisó que la solicitud aún está en evaluación. Odebrecht se adjudicó el proyecto con un presupuesto de S/302 millones 755 mil a un plazo de 420 días, según el contrato firmado en 2014. 

Pero desde noviembre de ese año solicitó ampliación de plazos de ejecución y presupuestos adicionales. El 18 de marzo de 2015 se aprobó el expediente técnico para prestaciones adicionales por S/68 millones. Además, el Ministerio de Economía aprobó modificar la inversión para incrementar el costo de la obra en S/90 millones más. El 15 de abril, el gobernador del Callao, Félix Moreno, firmó la Resolución Ejecutiva N° 000205, aprobando un presupuesto adicional por S/90 millones.

martes, 21 de febrero de 2017

Vecinos denuncian descuido de la playa La Herradura

Malecón no recibe mantenimiento, mientras que basura se acumula en el lugar

  


La playa La Herradura fue en algún momento una de los balnearios más exclusivos de Lima. Hoy se encuentra descuidado, denuncian los bañistas y comerciantes del lugar. 

En los años 60, La Herradura era el balneario exclusivo de la Costa Verde. Sin embargo, quedó destruida por la decisión del alcalde de Chorrillos Pablo Gutiérrez de construir la carretera La Chira; se dinamitó el lugar y la playa quedó llena de piedras. 

En 2011, la alcaldesa de Lima Susana Villarán intentó rescatar el balneario con la construcción de un malecón. Pero, el mar se llevó la arena que se colocó en la playa. Mientras que la falta de mantenimiento viene deteriorando las construcciones. 

Los baños que fueron instalados ahora no cuentan con grifería pues fue robada. Los bañistas indican que incluso hay bolsas de basura, latas y botellas de cerveza. A esto se suma la informalidad en el lugar. 

Si alguna persona desea denunciar el estado de las playas que visita, puede enviar las fotos o videos a Canal N y América Noticias con los HT #YoCuidoLaPlaya y #AlertaNoticias o vía Whatsapp al 998131696. 

ETIQUETAS: La Herradura,playas,Verano 2017,informe especial